Extremófilos, los protagonistas de la residencia de arte & microbiología

Con una charla en el espacio CEDiCE de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Universidad de Antofagasta (C-TyS), culminó la residencia Arte – Microbiología y Estudio de ecosistemas locales, donde Catalina Reyes (Chile) y Sebastián Guzmán (Colombia) compartieron los avances de sus investigaciones.

En primer lugar, Catalina mostró el proceso de revelado de fotos y la pigmentación de estas mediante microalgas. “En esta residencia hice principalmente revelados en blanco y negro de fotografías capturadas en el entorno natural, pero también industrial de Antofagasta”, detalló la artista, quien además resalta la vinculación con los científicos de la Universidad de Antofagasta, que le permitieron profundizar respecto a microorganismos, microalgas, y extremófilos. 

“Fue vital el contacto con expertos de la región. De no haber realizado la residencia con SACO, jamás hubiera logrado tantas conexiones simultáneamente, lo que permitió expandir mi investigación”, expresó Catalina quien en días previos a la presentación de la charla se reunió con Daniela Meneses, científica del Nodo Laboratorio Natural Salares.

Por su parte, la investigación de Sebastián contempló tres ejes, enfocados en la idea del progreso y desarrollo de los seres humanos; la microbiología a través de los extremófilos y su relación con el agua, y la vinculación entre el individuo y el entorno. 

“Esta región ofrece cosas que no se pueden encontrar fácilmente. El desierto de Atacama puede ser utilizado para estudiar la arqueología, las cosmovisiones, el origen del universo, mirar los extremófilos y comprender el origen de la vida, o el desarrollo industrial pasando por la salitreras, mineras de cobre y ahora del litio”, precisó Guzmán. 

Además de esta charla de conclusión, los artistas desarrollaron talleres educativos en el Colegio Corazón de María, dirigidos a estudiantes de tercero y cuarto año medio.

El entorno presente en la fotografía intervenida fue el taller de Catalina, en el cuál se invitó a los alumnos a modificar imágenes que ellos mismos habían tomado previamente con elementos naturales, explorando así la relación entre la fotografía y el entorno.

Por su parte, Sebastián ejecutó el taller Arqueologías especulativas, donde los participantes construyeron narrativas que reflexionaban acerca de la relación con la naturaleza y la defensa del medio ambiente a través de una exposición grupal, en la que los alumnos pudieron dialogar sobre la transformación del paisaje y el territorio.

Así es como despedimos a otra dupla de residentes, deseándoles el mayor de los éxitos, esperando verlos pronto nuevamente por Antofagasta. Agradecemos además a todos los científicos de la Universidad de Antofagasta, quienes nutrieron de conocimiento y orientaron a los artistas durante su estancia. Asimismo, destacamos especialmente la participación de C-TyS UA por abrirle sus puertas a la vinculación del arte contemporáneo con la ciencia. 

0 Compartidos
Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *