Desert Traces – approaching the Atacama

Michael Hirschbichler (ALE) y Guillaume Othenin-Girard (FRA)
Parque Cultural Ruinas de Huanchaca
Avenida Angamos 01606

El paisaje del desierto y las cosmologías precolombinas, lo mitológico atravesado por lo científico, atraviesan este proyecto que llega a Antofagasta producto de la convocatoria Resonancias (2020) de Goethe-Institut y el Instituto Francés en Chile.

Usando herramientas de la arqueología para explorar el territorio y de la astronomía para recoger información del cielo y las estrellas, el dúo de artistas arma una estructura física que conjuga estos saberes, con el territorio como un receptáculo de historias en donde las intervenciones funcionan como vínculo concreto de los mitos antiguos en el presente, el paisaje de Atacama y la inmensidad del universo. Un paisaje cubierto de estructuras y huellas que miran hacia abajo y hacia arriba y que, por tanto, puede entenderse como una “grabación” o una superficie de proyección de acontecimientos e ideas. 

 

Michael Hirschbichler. Doctorado en filosofía en la UdK de Berlín y con estudios posteriores en ETH de Zürich y la Universidad Humboldt de Berlín. Ha realizado más de cuarenta exposiciones, tanto individuales como colectivas, en Europa y Estados Unidos. Aunque nunca ha estado en Chile, Michael participó como docente junto con profesores y estudiantes de la Universidad de Talca de Chile en un curso de verano, que formaba parte del “Documenta 13” en Kassel (Alemania).

 

Guillaume Othenin-Girard. Arquitecto francés, es actualmente profesor asistente en la Universidad de Hong Kong. Ha participado en siete exposiciones (individuales y colectivas) en Suiza e Inglaterra. Master en Arquitectura en la Universidad ETH de Zurich y Bachiller en Arquitectura en EPF de Lausana (ambas en Suiza), es co fundador de los colectivos TEN y Architecture Land Initiative en Suiza. Ha sido conferencista y jurado en diversos países de Europa, Asia y Oceanía, y participó de la conferencia “Arqueología y Territorio”, de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Valparaíso en 2018.

Además Guillaume tiene una estrecha relación con el territorio andino debido a su trabajo, junto con estudiantes de la Universidad ETH Zurich y la Pontificia Universidad Católica del Perú, en la construcción de un edificio que acogía un espacio para descubrimientos arqueológicos y para formación con programas públicos para colegios en Pachacámac, en una creación que intervino un espacio ancestral sin romper su armonía, abriendo una alternativa que además de potenciar el desarrollo de niños y jóvenes, demostraba que el equilibrio entre lo antiguo y lo nuevo es perfectamente posible.

0 Compartidos