Golpe / Coup

Desde el 20 de junio hasta el 14 de septiembre de 2023 se desarrollará en el desierto más árido del mundo la versión 1.1 de la Bienal de Arte Contemporáneo SACO Golpe.

Para el gran encuentro con el arte contemporáneo en el Desierto de Atacama se convocará nuevamente a una treintena de artistas y curadores, tanto nacionales como internacionales, contribuyendo a la descentralización y democratización del acceso al arte y la cultura desde el norte de Chile y consolidando al desierto más árido del mundo como un terreno fértil para la investigación, creación y distribución artística.

20 DE JUNIO – 14 DE SEPTIEMBRE

Instauramos leyes, construimos normas, firmamos tratados. Marcamos con reglas zonas limítrofes de la cancha para domar la bestia que llevamos dentro, pensando que esta vez no se nos escapará. Mi libertad termina donde empieza la tuya, dicen. El refrán nos recuerda que la soberanía del espacio propio es sagrada, pero en el caso de nuestra especie el lobo y la oveja, el opresor y la víctima, conviven en el mismo cuerpo, sea del individuo, de la familia o del país.

Somos un animal extremadamente violento, al cual le gusta mirar sangre en la pantalla; son rituales cotidianos de películas y noticias que activan procesos de mímesis permitiendo seguir saludando al vecino. Nos hemos autoproclamado una especie pensante, pero la bestia de vez en cuanto se escapa, como ha sucedido en Chile hace medio siglo, o está pasando en Ucrania. Por la razón o la fuerza es el lema del escudo chileno, que a 50 años después del golpe militar sigue validando por igual ambos caminos para lograr los objetivos definidos por el Poder: la retórica y el fusil. El deseo de imponer por la fuerza nuestro guión, a toda costa, nos lleva constantemente a cometer una barbarie. Somos salvajes que habitan cavernas urbanas, mostrando dientes a otras tribus por redes sociales.

Hoy hay golpes invisibles. Asépticos, sin sangre, sin rostro del enemigo. Cae cualquiera. En medios de comunicación y redes sociales somos testigos de atentados tanto contra figuras públicas, como ex parejas y desconocidos. La levedad de acusaciones destructivas que agarran vuelo sin necesidad de ser comprobadas, nos hace recordar las escenas de lapidación de las brujas en las plazas del Medievo. Ahora tu poder no se mide en el tamaño de las piedras que puedas tirar, sino en la cantidad de seguidores y likes. Pero, aunque las herramientas de flagelación son virtuales, los daños no son menos reales que hace mil años.

¿Era la manzana del Génesis la causa de la primera rebelión? El gesto de desobediencia conduce a la pérdida de la ingenuidad, inherente al proceso de maduración. El motín contra el orden viene entonces según la tradición occidental de parte de la mano femenina, cambiando para siempre con una mascada el estéril paraíso en una existencia de carne, voluntad y emoción. El precio de cada revolución es alto y los cambios irreversibles. Los efectos del conocimiento siempre conllevan sorpresas. Como el sabor de primera la manzana.

El golpe tampoco es el fin del mundo, aunque lo puede parecer para los que han sido intimidados. Después de levantarse viene un largo periodo de volver a la anhelada normalidad, lo que se representa en superar el trauma y buscar la justicia. Ambos procesos raramente resultan satisfactorios, pues sus energías operan en direcciones opuestas: el primero desea olvidar, mientras que el segundo promete no hacerlo nunca.

Frente a los golpes y terrorismos de Estados y dictadores, los pueblos cuentan con diversas estrategias de resistencia física y simbólica. En la primera pueden aportar solo los que están en el campo de batalla. En la segunda todos podemos participar. El espíritu de cada levantamiento se plasma en los lenguajes que los artistas consideren más adecuados para captar las ideas de la sociedad oprimida. La solidaridad tiene tanto formas de medicamentos como de poemas. No hay nación que no haya experimentado un terrorismo del poder, militar, racial o religioso. No importa qué tan lejos estemos físicamente de los que hoy resisten, la experiencia universal de ser víctima del golpe y la opresión, nos permite generar resonancia y crear para el otro.

We make laws, set norms, sign treaties. We mark the limits of the playing field with rules to tame the beast we have inside, believing that it won’t break free this time. My freedom ends where yours begins, they say. The proverb reminds us that the autonomy of our own space is sacred, but in our species’ case, the sheep and the wolf, the victim and the oppressor coexist in the same body, whether of individuals, families or the country.

We are extremely violent animals that enjoy watching the blood on the screen; those daily rituals in movies and the news activate mimetic processes that allow us to keep greeting the neighbors. We have proclaimed ourselves a thinking species, but the beast breaks free from time to time, as it happened 50 years ago in Chile, and it’s happening today in Ukraine. By reason or by force is the slogan on the Chilean coat of arms; still 50 years after the military coup, it continues validating both paths to achieve the aims of Power: rhetoric and firearms. The desire to impose our arguments by force, no matter how, commonly pushes us to brutalities. We are savages inhabiting urban caves, showing our teeth to other tribes through social media.  

There are invisible coups. Clean, bloodless, from faceless enemies. Anyone can fall. We witness attacks against personalities, former partners, and unknown people on social and mass media. The lightness of destructive allegations that emerge without being proved brings to memory the lapidation of witches in the Middle Ages´ squares. Even though lapidation tools are now virtual, the damage is not less real than it was one thousand years ago. Today, power is not measured by the number of stones that you can throw but by the amount of followers and likes you have.

Was the apple of Genesis the reason for the first uprising? The disobedience gesture leads to innocence loss, inherent to the maturation process. Following the Western tradition, the riot against the public order is led by women, changing forever with a bite the barren paradise for an existence of flesh, willpower and emotions. Each rebellion has a high cost, and the changes are irreversible. The effects of knowledge always bring surprises, like the taste of the first apple. 

The coup is not the end of the world, but it could seem that way to those who have been threatened. After waking up, a long path comes before returning to the desired normalcy, overcoming trauma and seeking justice. Both processes are scarcely pleasing since their energies go in opposite directions: the first aspires to forget, while the second is a promise of never doing it.

In the face of coups, State terrorism and dictators, the people have different physical and symbolic resistance strategies. Only those on the battlefield can participate in the first one, but everyone can join the second. The spirit of each revolt appears in the languages the artists choose to express the ideas of an oppressed society. Solidarity has the form of both medicine and poems. There is no nation without a story of power, military, racial or religious terrorism. It doesn’t matter how far away we are from those who today resist; the universal experience of being a victim of a coup and oppression allows us to be emphatic and create for others.

CONVOCATORIA INTERNACIONAL

Cubrir, tapar, esconder

Catalina Huala
(1999)

CHILE

+INFORMACIÓN

El shock

Daniela Avelar
(1988)

BRASIL

+INFORMACIÓN

Medrosidad

Iván Cáceres
(1976)

BOLIVIA

+INFORMACIÓN

Golpe blando

María Celeste Gómiz (1975)

Argentina

+INFORMACIÓN

Sin tregua

Milagros Bedoya (1984)

Perú

+INFORMACIÓN

Chile vuelve a la calma

Omar Castillo
(1987)

México

+INFORMACIÓN

Por la vida

Sandy Gutkowski (1949)

Argenitina

+INFORMACIÓN

La selección de las propuestas para ser parte de la exposición principal de la Bienal de Arte Contemporáneo SACO1.1 Golpe, que será desplegada en el Muelle Histórico Melbourne Clark de Antofagasta, estuvo a cargo de un jurado compuesto por profesionales de diversos campos, tales como la crítica de arte, curaduría y comunicaciones especializadas, quienes revisarán la calidad, pertinencia con el espacio y principalmente, la relación de los proyectos con el concepto curatorial de la edición

Pedro Donoso
(Chile)

Máster en Literatura Comparada de la Universidad de Cambridge (Reino Unido). Es editor, traductor y asistente curatorial en proyectos de artes visuales y literatura. Ha contribuido en diversas revistas y publicaciones de Chile, España y México. Actualmente es colaborador permanente de la revista Artishock y trabaja como responsable de programación de artes visuales en el Centro de Extensión del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, en la ciudad de Valparaíso. Entre los libros recientes en los que ha colaborado destacan “Gordon Matta-Clark: Experience Becomes the Object” (Polígrafa 2015); “Los últimos días de Walter Benjamin” (Saposcat, 2018) y “Movimientos de tierra: arte / naturaleza” (Polígrafa, 2021).

Malgorzata Kazmierczak (Polonia)

Doctora en Historia. Autora de varios textos críticos y académicos sobre arte contemporáneo y editora de libros. Entre 2011 y 2014, fue editora de la revista académica Art & Documentation y coeditora de livinggallery.info. Entre 2014 y 2016 fue directora y curadora en jefe de la City Art Gallery (Kalisz), y entre 2016 y 2017 fue directora de Biblioteca de la Academia del Arte (Szczecin) y profesora asistente en la misma institución. Actualmente es profesora asistente en la Universidad Pedagógica de Cracovia, y cocreadora del primer programa de maestría en Polonia dedicado exclusivamente al arte contemporáneo, una unión de estudios curatoriales y críticos. Desde el año 2020 es vicepresidenta de AICA Polonia y AICA Internacional.

Hernán Pacurucu (Ecuador)

Crítico y curador de arte contemporáneo, Doctorante en Educación Superior, Máster en Estudios de la Cultura con mención en Arte y Diseño, y Estudios Latinoamericanos con mención en Pensamiento Latinoamericano. Es autor de 40 libros sobre arte, crítica de arte, teoría del arte y filosofía del arte, además de ser colaborador de 16 revistas especializadas en arte contemporáneo y un sinnúmero de artículos para catálogos individuales de artistas, así como escritos críticos para prensa. Director Académico del Congreso Internacional de Crítica, Teoría y Filosofía del Arte Contemporáneo y del Salón de Gráfica Contemporánea. Ha trabajado en más de 300 curadurías a nivel de museos y galerías del mundo, actualmente es curador de OFF Arte Contemporáneo.

Dagmara Wyskiel (Polonia/Chile)

Artista visual polaca, radicada en Chile. Doctor de la Universidad de Bellas Artes de Cracovia. Directora de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo, SACO. Desde hace quince años lleva a cabo múltiples estrategias curatoriales en el Desierto de Atacama. Conduce Centro de Residencias e Instituto Superior Latinomaericano de Arte (ISLA). Directora y autora académica del diplomado Microcuradurías, curadurías desde la marginalidad (2022). Fue editora de campo de la Trienal de Chile en 2009.