Crónicas de viajes: Artistas y curadores de SACO en el desierto de Atacama

Durante los últimos dos años, debido a la abrupta aparición de una pandemia mundial, nos vimos obligados a adecuar nuestras formas de trabajo. El mundo perdió de un instante a otro su presencialidad para pasar a una virtualidad obligada. ¿Cómo residimos virtualmente? Para un proyecto que apuesta por la conexión con el territorio, parece una pregunta difícil de responder.

Y por eso hoy, cuando gradualmente nos adaptamos a coexistir en este nuevo mundo pandémico, los viajes de contextualización junto a los artistas participantes de la Bienal 1.0, se vuelven momentos muy significativos, permitiéndonos volver a la esencia y qué mejor que hacerlo desde el corazón de nuestro desierto, acercando sus latidos a creadores de diversos rincones del mundo.

San Pedro de Atacama

La inauguración de El lenguaje de las piedras de Sebastián Riffo, coincidió con la residencia de los artistas Carole Louis, Adrien Tirtiaux y Elodie Antonie (Bélgica), Bartek Buczek (Polonia), Elia Gasparolo (Argentina) y Nicolás Sáez (Chile), con quienes viajamos hasta la localidad San Pedro de Atacama para conocer su trabajo, resultado de la residencia de arte&arquelogía realizada unos meses antes en la misma localidad.

Una experiencia compartida en la que, además de poder visitar el pueblo y apreciar algunos paisajes de los valles, pudieron aproximarse a la cultura y cosmovisión lickan antay, en un encuentro íntimo marcado por los ritmos andinos y en el que tuvieron la posibilidad de presenciar la ceremonia de pago a la tierra.

Convirtiéndose en un viaje de conexión con el territorio, conocimiento de sus sabidurías ancestrales y espacios de diálogo e intercambio de experiencias en torno al arte y la cultura y sus múltiples manifestaciones.

Quillagua

Visitas a los sitios patrimoniales Chacabuco y Tranque Sloman, un taller de arte para niños, además de un recorrido al Museo Antropológico de Quillagua y el Valle de los Meteoritos fueron los panoramas que vivimos junto con los artistas seleccionados de la convocatoria internacional Aluvión, Carolina Cherubini (Brasil), Martina Mella (Chile), Rita Doris Ubah (Nigeria), Miguel Sifuentes (México) y Marina Liesegang (Brasil), además de los jurados de la convocatoria Enrique Winter (Chile), Marcio Harum (Brasil) y Dagmara Wyskiel (Polonia-Chile).

Antes de llegar a nuestro  destino, el oasis a orillas del río Loa, Quillagua, visitamos la oficina salitrera y ex campo de prisión y tortura militar Chacabuco, donde conversamos de su importancia a nivel histórico recorriendo sus viviendas, plaza, juegos, teatro y calles. 

Ya en Quillagua, la artista Carolina Cherubini realizó un taller de tejido en la Escuela G-15 Ignacio Carrera Pinto Quillagua, al que asistieron niños de la localidad para dibujar sobre tela personajes, paisajes o recuerdos que los hayan impactado, para posteriormente tejer sobre estos dibujos sus elementos favoritos: personajes de dibujos animados, animales del sector y hasta sus propios hogares.

Luego de esto nos trasladamos al Tranque Sloman, una represa hidráulica que solía abastecer de energía las salitreras de la época. Los angostos pasadizos, la oscuridad casi completa y los restos de maquinarias y estructuras que permanecían ahí, fueron algunos elementos que más llamaron la atención de los artistas, experiencia que contraste con lo que ocurre al salir del edificio, donde encontramos un glorioso tranque, rodeado de animales, vegetación y la inminente cascada de la represa.

El recorrido continuó por el Museo Antropológico de Quillagua, donde pudieron conocer sus antigüedades y las impresionantes momias presentes en él. El último punto fue la visita al Valle de los Meteoritos, donde los artistas Rita Doris Ubah, Miguel Sifuentes, Carolina Cherubini y Martina Mella realizaron intervenciones efímeras en el territorio.

1 Compartidos
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.