Esquemas

Algunas notas

Jan Van Oordt (Suiza)

6.4.

Vista aérea al llegar. Tierra estéril y extrañamente hermosa. La ciudad se extiende a lo largo de una delgada franja de tierra costera, encajonada entre las escarpadas colinas y el azul profundo del Pacífico Sur. Al salir del aeropuerto de Antofagasta me encuentro con grandes vallas publicitarias que anuncian camiones de gran tamaño y equipos mineros.

10.4

En el paseo del terminal de pesca, un grupo de leones marinos dormita al sol. Se ha instalado una pesada valla de hierro para impedirles el paso, pero de algún modo consiguen sortearla y pasar el rato en su lugar preferido para la siesta. Sus graciosas caras de gato se convertirán en una visión familiar en las próximas semanas, ya que paso por allí de camino al trabajo en el lugar que me han designado para mi exposición en el centro comercial Espacio Urbano, que curiosamente está construido a orillas del mar.

16.4

Alquilo un coche para hacerme una idea de los alrededores. Subo por Sierra Gorda, por una carretera flanqueada por todo un paisaje de colinas rayadas de sedimentos. Tortas, como llaman a los enormes basureros de las actividades mineras. Mi brazo izquierdo al descubierto empieza a picar bajo la despiadada radiación solar. Comparto la carretera con camiones, camionetas y, de vez en cuando, algún autobús que se desplaza a los distritos mineros. Más arriba observo una nube de polvo que se extiende sobre el vasto plano.

Cierro rápidamente las ventanillas mientras me abraza el velo color beige provocado por la descarga de una mina cercana. Al cabo de un rato salgo de la nube, paso por Baquedano y, de vez en cuando, por algunos asentamientos improvisados o infraestructuras en ruinas. Pienso que esto podría convertirse en el futuro de todo el planeta.

En la gasolinera Copec “Oasis” doblo a la izquierda y poco después llego a la antigua oficina salitrera Chacabuco. Fue abandonada en 1932 y utilizada después del golpe militar como campo de concentración para prisioneros políticos durante la dictadura. El extraño paso de fábrica a prisión. No hay nadie más. Un silencio peculiar. Deambulo por el lugar, que ahora es patrimonio industrial y lugar conmemorativo al mismo tiempo. No quedan rastros de la prisión. Restauraron el antiguo teatro en los años 90, pero desde entonces no se ha financiado ningún mantenimiento. Así que el tejado ha vuelto a derrumbarse.

17.4

Segundo día de exploración de los alrededores. Quiero ver si la oficina salitrera abandonada Yugoslavia podría servir de telón de fondo para un escenario de ciencia ficción, basado en “Los desposeídos“ de Ursula K. Le Guin. Conduzco hacia el sur y luego subo hasta La Negra, donde se concentra un núcleo de plantas de procesamiento y otras instalaciones industriales a lo largo de la ruta 5.

El concepto de zona de sacrificio parece en cierto modo contundente, quizá porque se les ocurrió en los años cincuenta. Hoy quizá se llamaría zona de desarrollo. Continúo por el paisaje lunar y paso junto a un cementerio con robustas cruces de metal adornadas con cascos decolorados. De repente veo una enorme escultura de una mano que parece emerger del suelo un poco más lejos de la calle. La mano del desierto. Un hombre vende helados al borde de la carretera. Solo tiene una cajita y está ahí en medio de la nada. Detrás de él está esta mano de forma extraña. La mano visible del mercado.

22.4

Me baño en el mar en una de las playas cercanas a la residencia. Cuando me alejo un poco, de repente un león marino se zambulle detrás de mí.

8.5

He oído que, como resultado de la votación del domingo, la extrema derecha tendrá un papel destacado en el próximo proceso para la segunda propuesta de constitución que sustituya a la impuesta bajo la dictadura. Parece una broma amarga. La mayoría de la gente con la que hablo está agotada tras la esperanzadora revuelta social de 2019, la prometedora perspectiva de obtener la constitución más progresista del mundo, y la consecuente decepción del sufragio de septiembre de 2022. Repliegue en burbujas privadas de amistad, exilio, resignación. Pero también trabajo feroz y persistente. Empiezo a comprender el daño que el terror de Estado y el clima represivo, combinado con una agenda neoliberal, tuvieron en el tejido social.

11.5

Un vecino viene a ajustar los tranques de agua de los canales en el predio de La Tintorera, residencia para artistas en San Pedro de Atacama. Anuncia la hora y la duración del riego. El antiguo sistema de reparto de agua en la comunidad, organizado en diferentes Ayllus, sigue vigente. El agua empieza a escasear debido al descenso del nivel freático provocado por la minería del litio y el turismo de masas. Es emocionante oír llegar el agua e inundar el sediento maizal.

16.5

Caminando de la estación de autobuses a la residencia, paso junto a una inmobiliaria que anuncia casas de lujo en Alemania, Suiza y Austria. “Agua purificada, agua purificada“ repite rítmicamente un camión con altavoz un poco más adelante.

27.5

En la inauguración del sitio de memoria La Providencia. Tras años de lucha, un sector del antiguo centro secreto de tortura y detención fue reconocido oficialmente y entregado a una asociación. Ahora, una valla atraviesa el patio separando los departamentos policiales del lugar conmemorativo. Estoy leyendo los testimonios de los torturados y un policía está tendiendo la ropa unos metros detrás de mí.

29.5

Paseo por el puerto industrial situado en el centro de la ciudad. Alguien me cuenta que antes había muchos carteles de protesta contra el galpón, estación de carga de los productos industriales mineros, por su peligro contaminante. Ahora el barrio parece limpio, el galpón está pintado de azul y custodiado por una valla de extraño diseño que me recuerda a la arquitectura de las autopistas francesas.

1.6.

Mientras investigo sobre el reciente debate constitucional, tropiezo con el informe 2022 de la Zúrich Versicherung sobre las previsiones para las inversiones en Chile, en relación con el resultado de la votación sobre la nueva Constitución. Se trata de un pequeño folleto con un diseño elegante, breves resúmenes sobre distintos temas subrayados con gráficos estadísticos, en un tono neutro que evoca confianza. Concluye que la Constitución propuesta abordaría muchas cuestiones urgentes como la igualdad social, la protección del medio ambiente, los derechos de los indígenas o la sanidad, pero que básicamente sería mala para la inversión y reduciría los beneficios. No es que esto sorprenda en absoluto; pero leerlo rodeado de zonas de sacrificio y preparando una exposición en un centro comercial tiene un sabor diferente.

4.6

Trabajando en la tienda vacía del centro comercial. Oir la lista de reproducción de música del shopping mall me ha mareado. Ni siquiera en la terraza puedo escapar de ella, pero la puesta de sol es extraordinariamente bella.

8.6

Hay muchos puestos callejeros alrededor del antiguo mercado central. Mientras curioseo entre las múltiples mercancías veo una gorra de los Chicago Bulls. Me recuerda al sistema económico implantado durante la dictadura por un grupo de economistas conocidos popularmente como los Chicago Boys. Estos economistas estaban convencidos de la superioridad del libre mercado, obtenido mediante medidas de privatización y desregulación. Respaldados por un régimen militar. Este legado sigue persiguiendo al país.

14.6

De alguna manera, Nirvana parece ser popular aquí. Suena en las tiendas de la esquina y en la radio. Me devuelve a esa sensación de los 90 y recuerdo su canción Lithium. La extraña relación entre cura y maldición.

0 Compartidos
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *